Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Busca en categorías
Actualidad y Noticias
Aficiones
Amor y Pareja
Arte
Artículos Cientí­ficos
Automóviles
Baloncesto
Belleza
Blog Social
Ciencias Matemáticas y Tecnológicas
Cine
Conciertos
Cultura
Deportes
Educación
Electrónica
Electrónica General
Empresas
Familia
Fútbol
Gastronomí­a
Hogar
Humor
Internet
Mascotas y animales
Medio Ambiente
Motor
Música
Naturales
Negocios
Nuevas Tecnologí­as
Ocio
Otros
Polí­tica
Raqueta
Recetas
Restaurantes
Salud
Sociales y Jurí­dicas
Sociedad
Software
Viajes y Turismo
Videojuegos
Cerrar
¿Te está gustando el artículo de Jesus?

¡Compártelo!
Twitter
Facebook
Google
Linkedin
Opinión | España | 20 enero, 2015 16:10

¿Te miras en los espejos?

Los días comienzan con gestos cotidianos. Nos levantamos, vamos al baño y ahí están. Nuestro día comienza cuando reconocemos nuestra cara delante de un espejo.

¿Te imaginas cómo sería tu día si no pudieras mirarte en ninguno? Son un elemento discreto, nadie repara en ellos. Pueden estar en nuestra habitación, en el pasillo, en el ascensor, en el coche, o incluso en la oficina.

Los espejos nos recuerdan diariamente quiénes somos y cómo queremos vernos. Existe un espejo que para cada uno:

  • Espejos de aumento. Perfectos para las personas que no quieren que nadie les diga que algo tienen mal. Detallistas, perfeccionistas y preocupados por poder dar siempre lo mejor se sí mismos.
  • Espejos de cuerpo entero. Algunas personas prefieren espejos que les digan cómo les sienta el último vestido que se compraron, el jean de toda la vida o el pijama de los domingos. Realistas, quieren verse tal y cómo el mundo les ve, sin censuras.
  • Espejos de hombros. Ese tipo de espejos hechos para aquellos que buscan simplemente saber cómo les va. No buscan el detalle, el realismo ni la perfección. Sólo quieren poder mirarse cada mañana y darle los buenos días al mundo.
  • Espejos de pie. Ideales para aquellos que quieren saber si su zapato se lleva bien con la falda o el pantalón que llevan ese día. Observadores y preocupados por aquellas cosas en las que nadie repara.

¿Te has identificado con alguno? ¡Que no te avergüence si así fue! Los espejos nos dan siempre los buenos días, démosles las gracias,  reivindiquemos nuestro derecho a mirarnos.

¿Te ha gustado el artículo de Jesus? ¡Compártelo!

295 visitas totales, 1 visitas hoy

0.0148% de visitas totales y 1.05% de visitas hoy en MyArticulo

  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios además de para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies, pinche el ENLACE para mayor información.

ACEPTAR