Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Busca en categorías
Actualidad y Noticias
Aficiones
Amor y Pareja
Arte
Artículos Cientí­ficos
Automóviles
Baloncesto
Belleza
Blog Social
Ciencias Matemáticas y Tecnológicas
Cine
Conciertos
Cultura
Deportes
Educación
Electrónica
Electrónica General
Empresas
Familia
Fútbol
Gastronomí­a
Hogar
Humor
Internet
Mascotas y animales
Medio Ambiente
Motor
Música
Naturales
Negocios
Nuevas Tecnologí­as
Ocio
Otros
Polí­tica
Raqueta
Recetas
Restaurantes
Salud
Sociales y Jurí­dicas
Sociedad
Software
Viajes y Turismo
Videojuegos
Cerrar
¿Te está gustando el artículo de ferk?

¡Compártelo!
Twitter
Facebook
Google
Linkedin
Información | ESPAÑA | 9 enero, 2012 14:58

Cada vez es más frecuente el uso de cascos o auriculares para escuchar música a la hora de hacer deporte. Ya sea en las horas previas a un partido o mientras se está practicando algún tipo de deporte individual en el que no se necesite escuchar las indicaciones de los compañeros. Es especialmente frecuente su uso en deportes “extremos”, tales como el skate, mountain bike o patinaje sobre ruedas. Incluso en el snowboard se ha hecho habitual su uso, donde algunos cascos de snow (de protección) ya vienen con auriculares incorporados para que, además de protegerte contra las caídas, puedas ir escuchando tu música favorita sobre tu tabla de snow. Así pues, ya no solo es habitual ver a algún jugador de fútbol o baloncesto con unos cascos escuchando música a modo de concentración para el próximo partido.

En este sentido, una de las marcas que más protagonismo han ido ganando en el tema de los auriculares y cascos es Skullcandy, sobretodo en el mundo del skate, snowboard y moda urbana en general.

Habrá gente que siga siendo partidaria de los auriculares de toda la vida, esos que se meten en la oreja y “simplemente” cumplen su misión de permitirte escuchar música, otros que prefieran esos grandes cascos con los que además de escuchar música se buscan otros aspectos más estéticos, y otros que directamente no sean partidarios de oír música durante la práctica del deporte y/o en los instantes previos. Lo que está claro es que deporte y música en la mayoría de los casos van de la mano y que cada vez más se buscan cascos más y más grandes, como los Skullcandy Aviator, que emulan ese estilo “retro” de aviador y que demuestran el cambio de tendencia hacia modelos más clásicos donde el tamaño no importa y que parece que cuanto más grandes sean los auriculares mejor, como demuestran los modelos de Skullcandy… Ahora ya no solo se trata de escuchar música, sino de una cuestión de estilo.

¿Te ha gustado el artículo de ferk? ¡Compártelo!

1191 visitas totales, 1 visitas hoy

0.0604% de visitas totales y 0.3322% de visitas hoy en MyArticulo

  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios además de para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies, pinche el ENLACE para mayor información.

ACEPTAR