Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Busca en categorías
Actualidad y Noticias
Aficiones
Amor y Pareja
Arte
Artículos Cientí­ficos
Automóviles
Baloncesto
Belleza
Blog Social
Ciencias Matemáticas y Tecnológicas
Cine
Conciertos
Cultura
Deportes
Educación
Electrónica
Electrónica General
Empresas
Familia
Fútbol
Gastronomí­a
Hogar
Humor
Internet
Mascotas y animales
Medio Ambiente
Motor
Música
Naturales
Negocios
Nuevas Tecnologí­as
Ocio
Otros
Polí­tica
Raqueta
Recetas
Restaurantes
Salud
Sociales y Jurí­dicas
Sociedad
Software
Viajes y Turismo
Videojuegos
Cerrar
¿Te está gustando el artículo de esther?

¡Compártelo!
Twitter
Facebook
Google
Linkedin

Desde la legalización del divorcio en España en 1981 el número de parejas que han decidido acabar con su matrimonio ha ido aumentado cada año. Únicamente han descendido las tasas de divorcio en el período que comprende desde el año 2011 hasta la actualidad debido al contexto económico. 

La disolución de una unión civil se complica cuando hay hijos de por medio dentro. La custodia de los hijos suele ser uno de los principales problemas con los que se encuentran los padres. Con el fin de que estos problemas no deriben a los juzgados, muchos padres acuden a la mediación familiar. Esta herramienta es muy útil porque ayuda a establecer una custodia de los hijos de mutuo acuerdo.

En España uno de los modelos más extendidos tras la separación de los padres es la otorgación por parte de un juez de la patria potestad de los hijos a uno de los dos progenitores. Este tipo de modelo priva a uno de los padres del derecho de vivir el día a día de sus hijos, permitiéndole únicamente visitas y el pago de la manutención.

La patria potestad monoparental genera en muchas ocasiones estrés y faltas afectivas debido a la carencia de una de las dos figuras paternas en los hijos. Además en el padre afectado suele producirse un sentimiento de alejamiento con respecto a los hijos. Generalmente la figura que queda privada de la patria postestad suele ser el padre.

En contraposición nace el modelo de custodia compartida de los hijos en la que los dos padres tienen el derecho de convivencia diaria con los hijos. Este modelo se suele aplicar de dos formas; existe la posibilidad de que los hijos se desplacen de un domicilio familiar a otro por periodos, o que sean los padres los que se muden al domicilio en el que residen los hijos.

La custodia compartida de los hijos reduce el impacto emocional de la separación en los hijos y les ayuda a normalizar el proceso. Además tiene la gran ventaja de no privar a ningún padre o madre de vivir el día a día con sus hijos.

¿Te ha gustado el artículo de esther? ¡Compártelo!

313 visitas totales, 3 visitas hoy

0.0154% de visitas totales y 0.3181% de visitas hoy en MyArticulo

  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios además de para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies, pinche el ENLACE para mayor información.

ACEPTAR