Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Busca en categorías
Actualidad y Noticias
Aficiones
Amor y Pareja
Arte
Artículos Cientí­ficos
Automóviles
Baloncesto
Belleza
Blog Social
Ciencias Matemáticas y Tecnológicas
Cine
Conciertos
Cultura
Deportes
Educación
Electrónica
Electrónica General
Empresas
Familia
Fútbol
Gastronomí­a
Hogar
Humor
Internet
Mascotas y animales
Medio Ambiente
Motor
Música
Naturales
Negocios
Nuevas Tecnologí­as
Ocio
Otros
Polí­tica
Raqueta
Recetas
Restaurantes
Salud
Sociales y Jurí­dicas
Sociedad
Software
Viajes y Turismo
Videojuegos
Cerrar
¿Te está gustando el artículo de budoson?

¡Compártelo!
Twitter
Facebook
Google
Linkedin

Reparar tu iPod es sencillo, lástima que todo lo demás sea tan complicado

Podía haber sido en cualquier momento, porque estas cosas son corrientes, pero tenía que pasar hoy. Precisamente hoy. Salir del metro, caminar unos cuantos metros, notar que algo se desliza fuera de tu bolsillo y contemplar como tu iPod rueda desde el punto más alto de las escaleras haciendo un ruido que te parte el alma y que provoca la mirada compasiva de todos los que han visto lo ocurrido.

Bueno, la solución no puede ser más fácil: dar con un buen establecimiento que pueda reparar tu iPod y resignarte a pasar unos pocos días desconectado. No es para tanto. No lo sería, claro, si no estuvieras esperando esa llamada tan importante que debía producirse hoy. La de una chica, naturalmente. Una chica que conociste el sábado y que te aseguró que te llamaría hoy. Sabes que es muy probable que no lo haga, pero una parte de ti quiere creer que estás equivocado. Y no sabes a qué parte de ti encomendarte en estos momentos.

 

Liberar un Samsung: las cosas bien hechas

Tú no lo sabes, pero esa llamada iba a producirse. Se habría producido si la chica no hubiese pensado que era una buena idea liberar su Samsung de cualquier manera y a última hora se hubiera quedado compuesta y sin móvil. Todo por no confiar en los profesionales, en la gente que se dedica a reparar este tipo de aparatos.

Tu número de teléfono está en ese móvil, así que todavía no está todo perdido. Si consigue por fin arreglar su teléfono, te llamará. Pero, claro, ese momento tiene que coincidir con el momento en que tu iPhone esté funcionando nuevamente con total normalidad. Así que, aunque no sepas nada de esto, reza. Reza por tu iPhone. Reza por su Samsung. 

¿Te ha gustado el artículo de budoson? ¡Compártelo!

570 visitas totales, 3 visitas hoy

0.0282% de visitas totales y 0.8696% de visitas hoy en MyArticulo

  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios además de para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies, pinche el ENLACE para mayor información.

ACEPTAR