Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Busca en categorías
Actualidad y Noticias
Aficiones
Amor y Pareja
Arte
Artículos Cientí­ficos
Automóviles
Baloncesto
Belleza
Blog Social
Ciencias Matemáticas y Tecnológicas
Cine
Conciertos
Cultura
Deportes
Educación
Electrónica
Electrónica General
Empresas
Familia
Fútbol
Gastronomí­a
Hogar
Humor
Internet
Mascotas y animales
Medio Ambiente
Motor
Música
Naturales
Negocios
Nuevas Tecnologí­as
Ocio
Otros
Polí­tica
Raqueta
Recetas
Restaurantes
Salud
Sociales y Jurí­dicas
Sociedad
Software
Viajes y Turismo
Videojuegos
Cerrar
¿Te está gustando el artículo de Minipimer?

¡Compártelo!
Twitter
Facebook
Google
Linkedin
Información | ESPAÑA | 27 agosto, 2013 17:40

Hay muchas formas de desatascar un fregadero, pero sin duda la más clásica de ellas es con un desatascador tipo ventosa, y hoy te vamos a enseñar a usarlo en Desatrancos Las Rozas, tu empresa de desatrancos.

Aunque el desatascador de ventosa es realmente fácil de usar, hay que tomar una serie de precauciones y, para que funcione correctamente, hay que seguir cuatro pautas básicas que te vamos a contar a continuación:

1. Colocar en el desagüe

Quizá te parezca fácil, pero hay muchísima gente que lo hace mal. El truco es colocarlo de tal forma que la ventosa tape por completo el desagüe, sin ninguna fuga, y que haga un buen vacío. Para esto te recomendamos que apoyes en la porcelana/aluminio en lugar de hacerlo directamente en el desagüe.

2. Tapar el rebosadero

Una vez lo tengas bien anclado, no te olvides tapar lo más herméticamente que puedas el respiradero/rebosadero, o bien con una bolsa de plástico, con cinta americana o algo similar.

Esto es muy importante porque si no lo haces así no podrás crear un vacío potente, ya que el circuito no estará cerrado.

3. ¿Disminuye la resistencia?

Una vez lo tienes en marcha, inicia un movimiento de presión y succión para intentar mover el atranco. Si disminuye la presión suele ser buena señal (también puede ser que se ha roto el vacío, con lo que conviene repetir). Si por el contrario la presión se mantiene, necesitas algo más fuerte.

4. Base cubierta de agua

Para ejercer más presión puedes llenar la base del lavabo/fregadero de agua hasta que tape la base y, una vez llena, meter la ventosa. Con esto vas a conseguir hacer una mayor presión, ya que el agua empujará el atasco hacia abajo.

Eso sí, si no lo consigues, tendrás todo ese agua, y te recomendamos que llames a una empresa de desatrancos en Las Rozas profesional.

¿Te ha gustado el artículo de Minipimer? ¡Compártelo!

1051 visitas totales, 3 visitas hoy

0.0518% de visitas totales y 0.2915% de visitas hoy en MyArticulo

  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios además de para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies, pinche el ENLACE para mayor información.

ACEPTAR