Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Busca en categorías
Actualidad y Noticias
Aficiones
Amor y Pareja
Arte
Artículos Cientí­ficos
Automóviles
Baloncesto
Belleza
Blog Social
Ciencias Matemáticas y Tecnológicas
Cine
Conciertos
Cultura
Deportes
Educación
Electrónica
Electrónica General
Empresas
Familia
Fútbol
Gastronomí­a
Hogar
Humor
Internet
Mascotas y animales
Medio Ambiente
Motor
Música
Naturales
Negocios
Nuevas Tecnologí­as
Ocio
Otros
Polí­tica
Raqueta
Recetas
Restaurantes
Salud
Sociales y Jurí­dicas
Sociedad
Software
Viajes y Turismo
Videojuegos
Cerrar
¿Te está gustando el artículo de josef?

¡Compártelo!
Twitter
Facebook
Google
Linkedin
Información | España | 27 julio, 2015 14:41

Aunque no es habitual, existen ocasiones en que debido a un fuerte golpe perdemos uno o varios dientes. Accidentes domésticos y laborales, golpes deportivos y lamentable peleas son los casos más comunes en los que nos “saltan los dientes”.

En primer lugar hay que diferenciar dos tipos de roturas. En primer lugar si el diente sale despegado completamente y podemos guardar la pieza para una posible reconstrucción. El segundo caso es cuándo existe una rotura parcial de alguna de nuestras piezas dentales, en este caso evaluaremos qué es más efectivo, si reconstruir el trozo que nos falta o despegar el diente completamente y colocar una prótesis nueva.

Por supuesto, si la avulsión dental le ha sucedido a un niño en uno de sus dientes temporales, no debemos preocuparnos, pues el diente permanente crecerá de igual manera que si la caída se hubiera producido de manera natural.

En este caso, nos vamos a centrar en cómo actuar en caso de que nuestro diente haya sido expulsado completamente de nuestra boca y no quede ningún tipo de resto. Lo primero de todo es buscar el diente, y cogerlo (preferiblemente) con guantes evitando siempre tocar la raíz.

A continuación, debemos limpiar el diente simplemente con agua, es muy importante no utilizar ningún tipo de jabón ni producto químico. Una vez recuperado y limpiado nos debemos dirigir rápidamente a un servicio de urgencias para ver si la reimplantación es posible de inmediato o a vuestra clínica dental de confianza.

Si la reimplantación no es posible o no hay dentistas disponibles la solución más coherente es guardar el diente en una bolsita totalmente limpia a la que podemos añadir suelo fisiológico para que se mantenga limpio.

¿Te ha gustado el artículo de josef? ¡Compártelo!

233 visitas totales, 1 visitas hoy

0.0116% de visitas totales y 0.135% de visitas hoy en MyArticulo

  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios además de para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies, pinche el ENLACE para mayor información.

ACEPTAR